lunes, 13 de septiembre de 2010

GEMIR DE CHACO

Gime tu flor blanca
de Chaco algodonal.
Ocultas letanías
que emergen
de tu savia inmemorial,
se consumen para rendirse
en atardeceres taciturnos,
precarias sonrisas
se desatan del oropel de los dioses
para verte morir crepuscular.
Un viaje onírico
me traduce el moqoit
o el toba...
Gime famélico el poeta cómplice
de la cordura,
soslayando la estupidez
(mi aflicción en estos tiempos).
Gime el poeta cómplice
de la locura,
erige tu pasado,
construye conjuros
al futurismo de la visiones.
Gimen tus quebrachales,
madera escultora,
te moldean y se pierden en abismos
navegando cielos trashumantes,
desechando gajes
descienden al sueño de tu simetría
en la vigorosa luz de tu bravura
que espira esperanza (musa de los sueños)
Gime tu despertar
tu flor blanca
de Chaco algodonal,
se rompen las barreras
cuando tu CRISTO advierte
la condena de amar.
MISERIA Y SUEÑOS...
¿Tus baluartes del gemir?

CIPOLLETTI, Susana Raquel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario