martes, 14 de septiembre de 2010

EL MÍSERO CAMINO

Camina el pobre
pisando la sobra del día
juntando más penas que alegrías
se inclina al sol de la vida.
Pellizcando inventos
en la riqueza de sus ensueños
y en su mundo imaginario
se compra los retazos de felicidad.
Camina el pobre
y va dejando su sombra intacta,
nadie quiere refugiarse
y como un virus que bebe su sangre
lo castiga la realidad.
Camina el pobre
desnudando su alma
no hay ni una violencia
en su monótona cara,
y la incertidumbre de saber
a dónde va y se abre
como una puerta al viento
que lo deja pasar.
Camina el pobre
y tiene fe en lo que es,
sabe que algún día encontrará
la mañana descalza
y que el aire gratis tendrá
para respirar,
y en las pupilas de su amada
nuevamente podrá soñar.
Camina el pobre
y en su camino se fortalece,
enfrascado en la miseria
del amor
defiende la vida como un sofisma
que se aferra en el absurdo del día.

SUSANA RAQUEL CIPOLLETTI. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario